Select Page
dog training, train, training, puppies, puppy, train your dog

Adiestramiento de perros básico general

Entrenamiento Canino, Tips

Willy

Resumen del artículo

Aprende algunas técnicas de adiestramiento de perros que te ayudarán a librar a tu perro de esos malos hábitos.

Artículo completo por Recreo Canino

Una de las pocas cosas que los dueños de perros o futuros dueños de perros piensan es si necesitarán o no entrenar a su perro. Aunque el entrenamiento de un perro no es absolutamente esencial a menos que su perro tiene un problema particular, una pequeña cantidad de entrenamiento para eliminar los malos hábitos y establecer límites para su perro debe ser considerado. Además, un perro bien adiestrado se sentirá mucho más seguro en su casa cuando conozca sus límites. Incluso en la naturaleza, un perro tendrá algún tipo de límites forzados de comportamiento por la estructura de la manada y la jerarquía que existe. Al fin y al cabo, su perro forma parte de su “manada”. Lo pude enviara Recreo Canino a pasear por el día o de pensionado y le podemos ir dando este tipo de clases.

Un punto muy importante para tener en cuenta sobre el adiestramiento de perros es que cualquier forma de adiestramiento debe enfocarse desde la perspectiva del “refuerzo positivo”. Esto significa sencillamente que debe recompensar a su perro con un elogio, una golosina o, mejor aún, ambas cosas, por cualquier comportamiento positivo que muestre. El éxito llegará rápidamente a cualquiera que elogie a un perro por su buen comportamiento. No se puede decir lo mismo de quien castiga a un perro por NO mostrar un buen comportamiento.

Por ejemplo, si le pide a su perro que se siente y lo hace, le da un premio. En la mente del perro, sentarse cuando se le pide equivale a una golosina. Es sencillo.

Ahora bien, ¿qué pasa si le dice al perro que se siente y no lo hace, y entonces lo castiga? En la mente del perro, usted acaba de imponer un castigo al azar para nada. Esto sólo servirá para confundir a su perro y llevarle a desconfiar de usted.

dog training, train, training, puppies, puppy, train your dog

El refuerzo positivo es la clave.

Uno de los errores más comunes que cometen los dueños de perros es entrenar inadvertidamente a su perro……. en malos hábitos. Algunos ejemplos típicos son los ladridos, lamer la cara o saltar. Veamos cada uno de ellos.

Ladridos – La mayoría de los perros ladran, eso es un hecho. Lo que determina si se trata de un comportamiento normal o de un mal hábito es el momento en que el perro ladra. Si su perro sólo ladra cuando alguien se acerca a la puerta, está bien. Es un comportamiento territorial normal. Su perro le está avisando -como miembro de su manada- de que hay un peligro potencial en la puerta.

Si su perro se pasa la mayor parte de su vida despierto ladrando a cualquier cosa, se ha creado un mal hábito, pero que es fácil de corregir.

El primer error que comete la gente es gritar “silencio” o “cállate” a su perro que ladra. La razón principal por la que esto no funciona es sencilla. Su perro ladra, y luego usted “ladra”. Desde su perspectiva, está gritando a su perro para que se calle. Desde la perspectiva de su perro, usted está ladrando y disfrutando del ruido.

Un método más eficaz es esperar a que los ladridos de su perro se detengan, y entonces darle muchos elogios y una golosina. En cuanto vuelva a ladrar, ignore a su perro, váyase, pero NO le preste atención. Luego, cuando los ladridos cesen, vuelva a darle un premio. No pasará mucho tiempo antes de que su perro sume dos y dos.

Lamer la cara – Lamer la cara es un recuerdo de los días de cachorro de su perro. Lamer la cara es una forma de que un cachorro consiga que su madre regurgite la comida para ellos. Usted verá a menudo esto en la naturaleza. También los perros salvajes lamerán la cara de un miembro superior de la manada para expresar y aceptar su estatus de sumisión en la manada.

A primera vista, lamer la cara no es un problema, pero debe evitarse por motivos de salud. Nunca dejes que un perro lama la cara de un bebé o de un niño pequeño. Es probable que exponga al bebé a gérmenes que su sistema inmunitario no puede manejar. Del mismo modo, si su perro tiene lombrices o ha investigado las heces de otros perros o incluso se ha aseado, lo último que quiere es que su perro venga a lamerle la cara. Intente desalentar este comportamiento utilizando el refuerzo positivo.

Entendemos que a algunas personas le gusta, pero deben de saber los posible riesgos, o al menos lavarnos la cara una vez terminado el juego. En mi caso yo me dejo lamer la cara, pero entiendo y se a que perro permitir y en que momento.

Cuando su perro se acerque a su cara con firmeza -pero sin gritar- diga “¡No!”. Si el perro no retrocede, aléjalo de tu cara. Cuando el perro responda por primera vez a la frase “¡No!”, es el momento de darle una golosina. Mantenga esta práctica de forma constante y el perro se dará cuenta de que lamer la cara es inaceptable.

Saltar – Saltar puede no parecer un mal hábito, pero si hay niños pequeños puede ser bastante peligroso. Su perro no sabrá que saltar sobre usted está bien, pero saltar sobre los niños no lo está. Esto sólo confundirá al perro. Intente desalentar este comportamiento diciéndole al perro “¡Abajo!” cada vez que salte. Dele una golosina cuando responda por primera vez y cada vez que lo haga hasta que sólo tenga que usar las palabras.

Hay muchas formas sencillas de entrenar a su perro. Éstas son sólo algunas. No hay por qué tolerar los malos hábitos de tu perro, ya que pueden remediarse fácilmente. Ah, y nunca haga caso de la frase “No se puede enseñar a un perro viejo trucos nuevos”, sí se puede – nunca es demasiado tarde.

Más articulos

Más articulos

Follow Us
Escribir
¡Consulta!
¡Hola!
¡Gracias por contactarnos! ¿En que le podemos ayudar? - Haz clic en Escribir